La huerta de Valencia forma parte de la historia y cultura de nuestra sociedad.

Rodea la ciudad y se encuentra dividida en dos comarcas: L´Horta Nord (Huerta Norte) y L´horta Sud (Huerta Sud). Su superficie aproximada a día de hoy es de unas 11.000 hectáreas.

Hoy en día constituye uno de los paisajes más espectaculares para conocer y disfrutar de la naturaleza si vienes a la ciudad de Valencia.

Aunque es muy probable que la agricultura en esta zona comenzara su desarrollo con la llegada de los romanos, no será hasta la conquista de los musulmanes cuando comienza el desarrollo real de la huerta valenciana.  Se establece también en este momento la red de acequias y azudes que todavía pervive en la ciudad de Valencia.

 

¿Qué es un azud? Una presa para elevar el nivel del agua de un río o un arroyo a las acequias para de este modo poder regar. Su término procede del árabe: “as sad” que significa “barrera”.

 

La red de regadío está formada por nueve acequias principales que se encargan de transportar el agua para regar los campos. Relacionado con este sistema de regadío no puedo olvidarme de nombrar El Tribunal de las Aguas de la Vega de Valencia, la institución de justicia más antigua que a día de hoy existe en Europa. Fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2006. Los síndicos, que son representantes de cada una de las acequias principales,  siguen reuniéndose cada jueves a las 12 del medio día delante de la Puerta de los Apóstoles de la Catedral de Valencia. Si quieres saber más sobre este tribunal te invito a leer el siguiente artículo: El Tribunal de las Aguas de Valencia

 

¿Sabes qué cultivamos en la huerta valenciana?

Seguro que ya sabes que uno de los cultivos más conocidos en Valencia es el arroz, se cultivan tres variedades: el más famoso es el arroz Bomba y además se cultiva también la variedad Senia y Albufera. Si quieres comprar arroz, te será fácil encontrarlo, puedes hacer en el Mercado Central, en Original CV y también en la propia Albufera si decides visitarla. Si quieres más info sobre dónde comprar en Valencia, te dejo este artículo.

Además de ello, tenemos otros cultivos como la chufa, cultivada en la Huerta Norte y con la que se produce la conocida horchata, una bebida con muchísimas propiedades y que tienes que probar si vienes a Valencia. ¿No te gusta? Eso es que no has probado la auténtica horchata valenciana.

Otros cultivos son las hortalizas, como por ejemplo: la alcachofa, el “garrofó” imprescindible para cocinar la auténtica paella valenciana y muy famoso el tomate del Perelló que se cultiva en la comarca sur. Este tipo de tomate tiene un color rosado, carnoso y muy jugoso, su temporada de cultivo es de mayo a agosto. Algunos agricultores lo denominan el caviar de la huerta valenciana.

 

Construcciones más características de la huerta de Valencia

Las construcciones más típicas que se encuentran en la zona y donde viven todavía algunos residentes son las alquerías aunque es cierto que la casa más conocida tradicionalmente es “La Barraca” sobre todo en la comarca de L´horta Sud y muy cercana a las plantaciones de arroz que encontramos en la zona de la Albufera de Valencia.

Hoy en día estas construcciones están dedicadas principalmente a la realización de actividades y eventos pero sería en ellas donde antiguamente residían los agricultores y pescadores que se dedicaban a la explotación de los campos cercanos o a la pesca.

La estructura de la barraca es muy sencilla, normalmente consta de dos dormitorios, un espacio abierto donde cocinar y reunirse utilizado principalmente en invierno ya que con la llegada del buen tiempo la familia se trasladaría al exterior y la parte superior de la misma se utilizaba para guardar utillaje y/o para la cría de gusanos de seda, que tanto esplendor proporcionó a la ciudad de Valencia durante la Edad Media.  Cuenta además con dos puertas de acceso, enfrentadas entre ellas, para facilitar el paso del aire.

Las antiguas barracas se construían de cañas y barro, no de extrañar que la conocida novela de Vicente Blasco Ibáñez inspirada en la Albufera lleve ese nombre. Los exteriores de su fachada se pintaban de blanco porque esto ayudaba también a que las paredes tuvieran mayor resistencia.

Los recorridos que te recomiendo por la huerta de Valencia son estos:

La ruta por la comarca de la huerta norte es una pasada y además es muy cómoda porque tienes carril bici durante toda la ruta, estás rodeado de los campos de los campos de hortalizas y puedes hacer paradas estratégicas. Si quieres tomar una horchata magnífica para en la “Horchatería Vida” además si vas con niños les va a encantar porque tiene algunos animales.

Yo te recomiendo seguir el recorrido y comer en la Barraca de Toni Montoliu, vas a probar una de las paellas más auténticas de Valencia y además cocinada a leña. Eso sí, debes reservar con antelación y saber que el menú es cerrado. Con ellos organizo también eventos para empresas y grupos que quieran vivir la experiencia de aprender a cocinar la paella valenciana por excelencia.

 

Este recorrido no tiene pérdida, está muy bien señalizado y el carril bici está en perfectas condiciones.

 

Si prefieres ir hacia la zona sur puedes llegar también en bicicleta hasta la Albufera e incluso hasta el pueblo de “El Palmar”, una de las pedanías más conocidas del lago natural.

Muy cerca tienes la Devesa del Saler, unos de los recorridos más bonitos muy cerca de Valencia. Por este camino llegas además al mar. Si no te apetece llegar hasta el pueblo del Palmar puedes hacer una parada para comer en el pueblo del Saler donde hay pequeños restaurantes tradicionales.

El tramo desde Valencia hasta la Albufera puedes hacerlo en bicicleta, si lo haces te recomiendo que hagas una pequeña parada en el Embarcadero de la Gola de Pujol, donde además puedes coger una barca para dar un paseo por el lago de la Albufera. Si lo prefieres la opción de tomar una barca la encuentran también en el Palmar.

 

Importante: este recorrido a hasta la Albufera no todo es carril bici, te recomiendo que tengas en cuenta la características de las personas que queréis hacer el recorrido. Pero sí que te recomiendo la visita hasta el lago, sea en bicicleta, con autobús de línea público (línea 25) o bien por tu cuenta.
 
Tribuanal de las Aguas Valencia
Valencia en bicicleta
Share This