Nuestra nueva sección repasa la vida, pasos e historia de algunas mujeres ilustres de Valencia

Viria Acte es una de las Valencianas más ilustres y quizás poco conocida. Nacida en época romana (año 90d.c) en la ciudad de Valencia, entonces conocida como “Valentia”. Su origen es incierto, pero se encuentran tres inscripciones en la ciudad datadas del tiempo de los emperadores Flavio y Antonino.

Retrato de mujer romana

Lo que si sabemos es que Viria Acte sería una mujer de alta clase, rica, de reputación y relacionada con negocios industriales o comerciales, también se piensa que pudo ser propietaria de una taller de arras, lápidas y estatuas ( de ahí que perduren al menos tres inscripciones hablando de este misterioso personaje) Una estatua de la misma Viris Acto erigida por ampliados, Calírroe y los esclavos liberados de su taller se encontraba en el foro de la ciudad, lo que indica el prestigio social que había adquirido. El hecho de que fuera una mujer empresaria tampoco era demasiado habitual en un tiempo donde el patrimonio femenino provenía ordinariamente de la dote y de la herencia de propiedades agrícolas. ¿Dónde encontramos las inscripciones o huellas de Viria en Valencia?

Si pasas por la Catedral de Valencia podrás ver un fragmento de inscripción romana con el nombre de Víria grabado, que perteneció a un monumento del área del fórum de la antigua ‘Valentia’. En concreto podrás encontrar la inscripción en la base de uno de los pilares diseñado por Francesc Baldomar para la llamada ‘Arcada Nova’, el último tramo de la catedral que conecta con el Miguelete y el Aula Capitular. En la Valencia medieval fue habitual la reutilización de materiales de culturas previas a los que se les otorgaba interesadamente nuevos significados. Evocar la legitimación de la conquista cristiana y reforzar la sacra antigüedad de Valencia eran los más manidos. Para ello, era suficiente servirse de epígrafes romanos, aunque no importara mucho su contenido. Pero importa. Hubo más mujeres protagonistas en la época, pero ninguna dejó huellas arqueológicas tan tangibles como Viria.

También en el museo de la Almoina, encontrarás una estatua de nuestro personaje misterioso.  Por cierto, si vienes a Valencia no puedes perderte este edificio te dejamos aquí más información.

Imagen de Antonio Marín Segovia vía Flikr

Existe otro pedestal tallado con el nombre de nuestra protagonista. Es la base que sustentaría una pieza moldurada, a modo de cornisa, encima de la cual se colocaría una estatua de la que no hemos encontrado restos. Un ejemplo más de que nuestra Viria Acte debió ser alguien muy influyente y con cierto poder allá por los años donde la ciudad seguía perteneciendo al Imperio Romano. ¿No es fascinante?

Share This