2 días en Valencia

Pasearte por la ciudad dos días hará que la conozcas muchísimo mejor, vive 2 días en Valencia y disfruta de tu fin de semana.

Mañana del día 1

Visita el casco histórico, no te lo puedes perder bajo ninguna circunstancia y conoce el Mercado Central de Valencia, uno de los más grandes de Europa, te quedarás asombrado con la variedad y calidad de nuestra huerta.

Visitar el centro de la ciudad te llevará toda la mañana ya que no puedes perderte ninguna de estas zonas: Plaza del Ayuntamiento, Plaza de la Reina, Plaza Redonda, Lonja de la Seda, Plaza de la Virgen, la Catedral y la Basílica.

Si necesitas parar a descansar y recuperar fuerzas, puedes hacerlo en los alrededores del Mercado Central, hay gran cantidad de barecitos donde poder almorzar y tomar un buen café. Esta zona es también una gran opción para la hora de la comida, ya que disponen de menús a buen precio y mejor calidad.

Tarde del día 1

Alquila una bicicleta o en su defecto un E-Scooter y visita los Jardines del Turia, nada mejor en la ciudad que este pulmón verde que los valencianos amamos y utilizamos casi a diario, descubrirás uno de los rincones favoritos de mi ciudad y verás cómo vivimos en Valencia. Además, pedaleando y en tan solo 30 minutos llegarás a la Ciudad de las Artes y las Ciencias, visita imprescindible en Valencia y donde puedes pasar el resto de la tarde, haciendo fotos o entrando en alguno de sus edificios. Si te apetece seguir pedaleando, siguiendo el carril bici puedes llegar hasta la Playa de la Malvarrosa donde podrás parar a refrescarte o bien comer unas ricas tapas mirando al mar.

Noche del día 1

Puedes alargar tu estancia en la playa, dependiendo de a qué hora debas devolver la bicicleta o bien regresar al centro. Si te quedas en la playa existen opciones más tradicionales, como alguno de los bares situados en el mismo paseo de la playa o bien puedes probar alguno de los bares más de moda en la ciudad como son: Ca lamar o La Fábrica de Hielo, este último tiene una programación completísima que puedes consultar en sus redes sociales. Si quieres estar a la última, no te lo puedes perder.

Si prefieres regresar al centro, te recomendamos te pasees por las Tascas de la Plaza Redonda, como la Tasca el León o te acerques hasta la tranquila terraza de la Senia, producto bueno y bien tratado.

Una  vez terminada la cena y si aún tienes ganas de marcha, puedes quedarte por el Carmen para tomarte una copa en la Plaza del Negrito donde además puedes terminar bailando si la cosa se alarga o si prefieres algo más tranquilo acércate hasta el Café de las Horas para probar el Agua de Valencia, bebida típica valenciana que querrás repetir y repetir!

Mañana del día 2

¿Te apetece naturaleza? Acércate hasta la Albufera, puedes hacerlo en coche o con la línea 25 de la Empresa Metropolitana de Transporte. Antes que nada, consulta los horarios porque esta línea no dispone de un amplio abanico, te recomendamos que te bajes la APP de la EMT ya que te será de gran ayuda.

Una vez en la Albufera puedes hacer un paseo en barca por ese lago de agua dulce, rodeado de campos de arroz y disfrutar de la flora y fauna de la zona. Finalizado el paseo, existen multitud de opciones en el mismo pueblo de El Palmar donde poder comer una rica y auténtica paella valenciana. Si vas en fin de semana y sois varios es recomendable reservar con antelación ya que el lugar recibe gran afluencia de público en determinadas épocas del año.

Tarde del día 2

Sigue conociendo la historia y cultura de la ciudad. Existen varios museos que seguro pueden interesarte, uno de ellos es el Museo de las Fallas, situado enfrente de la Ópera de Valencia, es uno de los lugares que más tradicional y cultura valenciana aglutina, verás todos los “ninots” indultados en la ciudad desde el año 1934 y descubrirás lo que los valencianos llamamos sátira y crítica.

Si visitas el museo, pide ver el vídeo.

Ver el museo no te llevará toda la tarde, por eso te recomendamos que des un paseo por el ensanche de Valencia, para en el Mercado de Colón y disfruta de una horchata bien fría o en su defecto prueba alguna cerveza valenciana como la Turia. Sigue paseando para admirar la belleza de los edificios de la zona noble de la ciudad de Valencia, donde se estableció la burguesia a finales del siglo XIX y principios del XX una vez derrumbadas las murallas.

Noche del día 2

Si no quieres abandonar la zona del ensanche, aquí encontrarás multitud de opciones donde poder cenar, no todas ellas serán económicas pero seguro te encantarán. En el mismo Mercado de Colón tienes el “Habitual” restaurante de Ricard Camarena donde la oferta gastronómica esta plagada de sabores mediterráneos. Si prefieres algo menos mediterráneo dispones de varios restaurantes con cocina de mundo como Momiji, cocina japonesa, y Ma Khin Café, cocina fusión.

Para acabar la noche, termina tomando una copa en Ruzafa, barrio de moda de Valencia.

Si vienes en grupo y os apetece conocer la ciudad con un Guía Oficial no te puedes perder nuestras visitas guiadas.

Share This